El ‘9’ que llega desde Italia

La lesión de Paolo Guerrero que lo obligó a operarse, la ausencia de Jefferson Farfán, la sequía goleadora de Raúl Ruidíaz y las invisibles opciones de recambio. Escoja cualquiera de esas razones y entenderá que la selección peruana necesita ayuda a nivel ofensivo. Por eso, la llegada de Gianluca Lapadula al ‘universo’ de convocados de Ricardo Gareca es como encontrar un oasis en el desierto. El delantero de 30 años, de madre peruana y padre italiano tiene todo listo para entrar en acción.

En Apuestas deportivas te vamos a contar cómo se gestó la llegada de Lapadula al combinado nacional, los pro y los contra en su adaptación y su manera de jugar para encajar en el once nacional. Además aquí puedes revisar nuestro pronóstico y apuesta para el atacante nacional y su partido debut. No olvides además que puedes hacer tus apuestas en Betsson, Betsafe , Solbet e Inkabet para torneos como la Copa Libertadores, Sudamericana, Champions League y otros más. No olvides que las mejores casas de apuestas están en nuestro ranking .

Conoce también

 

 

El antecedente Lapadula

Febrero del 2016. Un restorant de Pescara es el lugar de encuentro entre el seleccionador peruano Ricardo Gareca, Gianluca Lapadula, la madre de este Blanca Vargas y un par de personas más. La misión era convencer al goleador italiano que integre la ‘bicolor’ que iba a participar en la Copa América Centenario de ese año. La respuesta del futbolista fue que “no era el momento y que prefería enfocarse en los playoffs de ascenso con el Pescara” y reafirmó su decisión en que “no sería justo ya que no se había ganado el derecho de ser convocado”. Apretón de manos y el adiós.

De ese momento a este, pasaron muchas cosas. En el caso de la selección peruana entró en una racha de eventos positivos, más allá de quedar eliminada en cuartos de final de esa Copa América Centenario. Perú clasificó al Mundial de Rusia 2018 rompiendo 36 años de sequía, disputó amistosos ante selecciones ‘top’ y hace un año logró el subcampeonato de la Copa América 2019. A Lapadula le fue distinto, no tuvo éxito en el AC Milan, debió regresar a equipos chicos,  y apenas estuvo en un amistoso con la selección italiana. Era hora de reconsiderar.

 

El trámite para llegar

El contacto entre Gianluca Lapadula y la selección peruana arranca el viernes 23 de octubre. Ese día, el jugador se contactó con un miembro del comando técnico de Ricardo Gareca y le manifestó su deseo de ser parte del equipo. La conversación dejó cosas interesantes e inmediatamente se empezaron con los trámites. La Federación Peruana de Fútbol, aunque fuera de tiempo, envió una carta al Benevento para comunicar el llamado de Lapadula con miras a la doble fecha eliminatoria. Pese a ser extemporáneo,el club italiano aceptó el pedido. La FPF también hizo una consulta a FIFA sobre el llamado del ariete para así tener el ‘OK’ y evitar reclamos de puntos de parte de rivales.

Lo siguiente fue conseguir que el futbolista tenga tanto el DNI como el pasaporte peruano. Este último documento es el obligatorio para poder ser parte de un partido oficial de FIFA. Lapadula entregó documentos al consulado peruano en Italia, entre ellos su partida de nacimiento y la de su madre Blanca Vargas y, tras una revisión, hace unos días los mismos llegaron directamente a Reniec donde ya fue emitido su DNI. Tanto este documento, como el pasaporte que está listo en Migraciones, el jugador podrá recogerlos cuando llegue a nuestro país.

Lo que se viene

Tras ser nombrado por Ricardo Gareca en la lista de los jugadores convocados, la travesía de Gianluca Lapadula iniciará su segunda parte. El jugador debe afrontar con Benevento los partidos del lunes 2 de noviembre ante Hellas Verona y del 7 de noviembre contra Spezia antes de tomar un vuelo a Perú. Lapadula llegará el domingo 8 de noviembre y su primer entrenamiento será el lunes 9 en la Videna. A partir de allí tendrá 4 días para practicar con el combinado nacional.

Con Farfán fuera de la lista para jugar contra Chile y Argentina, las opciones de Ricardo Gareca para ‘9’ son Raúl Ruidíaz, Aldair Rodríguez y…Gianluca Lapadula. El entrenador ha dejado en claro muchas veces que respeta el orden y muy posiblemente sea Ruidíaz quien arranque ante Chile. Lo del ítalo-peruano pasaría por ser pieza de recambio. Los pocos días que tiene para ensayar un once titular haría que el seleccionador se incline más para arrancar con un equipo conocido.

Virtudes y defectos de Lapadula

Gianluca Lapadula ha hecho toda su carrera en Italia, sacando una temporada donde estuvo en el ND Gorica de Eslovenia (13 goles) y sus características son las de un delantero cumplidor. En la posición de ‘9’ donde más se lució fue en el Delfino Pescara con 30 goles y en el San Marino Calcio con 24. No tiene problema en definir con ambos perfiles y tampoco suele errar en los disparos de penal. Lapadula se ha acomodado a jugar en sistemas 4-3-3, con dos extremos veloces o un 4-4-2 donde es acompañado por otro atacante.

Entre sus cosas a mejorar están la poca efectividad que tiene con remates de cabeza, de tiro libre y lo que suele perder ante defensas con mucha fuerza. Incluso, el mismo Lapadula ha revelado que el zaguero más duro que enfrentó es Giorgio Chiellini (Juventus). Otro punto importante es el rendimiento en retos complicados, y la prueba clara es el AC Milan al que llegó en 2016 con un contrato de 4 años, pero terminó saliendo en la segunda campaña. Solo anotó 8 goles y perdió el puesto con el colombiano Carlos Bacca.

El Lapadula que encontraremos

Más allá de haberse hecho un tatuaje relacionado a la cultura Paramonga, Gianluca Lapadula nunca ha estado en Perú. Incluso nunca ha venido a América, ya que no integró la delegación 2016 del AC Milan que estuvo en los Estados Unidos para disputar la Champions Cup. Habla italiano, inglés y entiende parte del español. Es un aficionado a tocar el piano y desde el 2015 está casado con Alessia con quien tiene tres hijos. La familia tiene una casa en Lecce. Su ídolo futbolístico es Alessandro del Piero (ex jugador de Juventus).

Últimas noticias