Sporting Cristal 2020: buscando retomar el camino

Mientras esperamos el regreso de la Liga1 en apuestas deportivas te seguimos invitando a que conozcas junto a nosotros cómo habían arrancado este 2020 los equipos peruanos más grandes. Desde sus inversiones hasta sus cambios en el camino, desde sus fortalezas y debilidades hasta aquellos fichajes que resultaron y los que fueron un fiasco. En esta ocasión nos iremos al Rímac, con el subcampeón de la Copa Libertadores 1997 y 19 veces ganador del certamen local: Sporting Cristal. El equipo de La Florida nos ocupa hoy en esta nueva campaña donde quiere ir por más laureles.

El Sporting Cristal 2020 puede ser un equipo ‘bisagra’ para los cambios que vendrán a corto plazo. Algunos referentes se retiran, un viejo entrenador ha vuelto y su participación internacional dejó mucho que desear. El Sporting Cristal 2020, año donde el club cumplirá 65 años de existencia, pretende ser una mezcla de consolidación de jóvenes y recuperación de futbolistas que no llegaron a su mejor versión en 2019. Instalados en su estadio ‘Alberto Gallardo‘ o en el ‘Nacional‘, dependiendo de la ocasión, el cuadro celeste sigue siendo un animador de la competencia. Y ya sabes que a nivel internacional se vienen reiniciando varias ligas y puedes consultar tus apuestas en nuestro ranking. Además, Betsson, Betfair e Inkabet están listos para darte las mejores opciones en virtual sports, sí ese es tu rubro favorito.

  https://www.instagram.com/p/B9c1cY2DTfd/  

El presente en el Apertura

Con tropezones y en tinieblas. Así se puede catalogar el arranque del Sporting Cristal 2020 en la primera competencia local. Derrotas ante UTC y Melgar de visita, un empate contra Sport Huancayo en casa y un apretado triunfo, de local, contra Cusco FC le dieron solo 4 puntos al cuadro cervecero en el mismo número de jornadas. Un Cristal débil en defensa, con poca profundidad en ataque y una alta cantidad de expulsados fueron el contenido del equipo que se empezaba a distanciar de los líderes del certamen.

Para peor, una increíble derrota frente al recién ascendido Carlos Stein en Lima – ya con nuevo entrenador en la banca rimense- tienen al Sporting Cristal 2020 en el puesto 17 con tan solo cinco unidades y todo en seis jornadas. Al elenco de La Florida la hace falta cohesión y gol, algo que en los últimos años había tenido. Cuando la competencia vuelva a jugarse, Cristal intentará levantarse pero tendrá dos compromisos complicados ya que debe visitar a Sport Boys en el Callao y luego recibir a Alianza Lima.

  https://www.instagram.com/p/B7h1tbvjJfj/  

El regreso de Roberto Mosquera

El 23 de febrero de este año Sporting Cristal oficializó la vuelta de Roberto Mosquera. Sí, el técnico que supo sacarlos campeón en 2012 volvía a cruzar las puertas de La Florida para reemplazar a Manuel Barreto, quien tuvo una mala campaña con el equipo celeste desde el 2019.  Mosquera se inició como jugador en las divisiones menores de Cristal y fue este el club con el que debutó en la primera división logrando además dos campeonatos nacionales.

Mosquera tenía el mejor precedente a nivel palmarés ya que en 2019, tras tomar el equipo los últimos meses, sacó campeón a Binacional superando en la final a Alianza Lima. El entrenador peruano decidió no seguir en el equipo de Juliaca y el acuerdo con Cristal no demoró mucho. Técnico de ‘verso florido’ y admirador del buen juego, la ‘mosca’ intentará levantar al equipo que bajo su mando ya jugó dos partidos logrando un empate en casa de César Vallejo y una increíble derrota en casa ante el humilde Carlos Stein, recién ascendido.

  https://www.instagram.com/p/B_3gK2njgn1/  

Los sistemas color celeste

Si en la década de los 90s, el equipo rimense fue el innovador del esquema 3-5-2 en nuestro país, este Sporting Cristal 2020 parece estar decidido a volver a sus raíces, salvo por un detalle: está jugando con un solo delantero. Roberto Mosquera, por ahora, está aplicando el sistema 4-2-3-1 como casi todos los cuadros del campeonato nacional dejando en claro que la segunda línea de volantes son todos ofensivos y sin labores de marca o apoyo al sector de contención.

Atrás los cuatro defensores son inamovibles y desde allí parte los laterales con mucho sentido de proyección. El problema de este sistema para los celestes es que sus dos volantes de quite, habitualmente Jorge Cazulo y Horacio Calcaterra ya sufren con atacantes veloces y son propensos a cometer faltas. Hay que recordar que en el 2018, con el entrenador Mario Salas, Cristal llegó a jugar un fútbol vistoso y donde el esquema 4-3-3 fue una de las claves para lograr el título nacional.

  https://www.instagram.com/p/B9pC1iCjCsb/

Los que llegaron y los que se fueron

A diferencia del equipo celeste ‘millonario’ o protagonistas de grandes pases en el fútbol nacional, este Sporting Cristal 2020 es un cuadro austero, sin grandes inversiones. Llegaron seis jugadores de los cuales uno, José Inga, es un juvenil que regresó de un préstamo. La calidad de los refuerzos, por ahora, no ha podido ser puesta a prueba e incluso el lateral derecho Carlos Cabello ha tenido bajo rendimiento por ahora. En el costado izquierdo, Junior Huerto solo ha jugado un partido.

Metros más adelante llegaron Ray Sandoval, un extremo que salió del club hace dos años y ha vuelto a préstamo, y el mediocampista venezolano Jhon Marchán quien todavía no ha debutado con el cuadro de Mosquera. Finalmente,  para el ataque se ha confiado en el ecuatoriano Washington Corozo, proveniente del Independiente del Valle, pero que aún no ‘da fuego’. El equipo espera que el goleador Emanuel Herrera recupere su mejor nivel tras la dura lesión que sufrió en 2019. En tanto Carlos Lobatón, referente del equipo se retiró y pasó a un cargo administrativo, y tanto Fernando Pacheco como Christian Ortíz se hacen extrañar.

  https://www.instagram.com/p/B9hiObxDIjK/  

Las fortalezas rimenses

Hablar del Sporting Cristal 2020 siempre será referirse a la potencia que puede tener para llegar al arco rival. Pues bien, la buena cantidad de volantes ofensivos que tiene el plantel hace posible que se multipliquen las opciones para la creación de fútbol. Christofer Gonzales es el llamado a ser quien lleve a la oncena, mientras los jóvenes Kevin Sandoval y Gerald Távara lo secundan. Hay que esperar lo que pueda hacer el venezolano Marchán y arriba todos esperan que Herrera vuelva a romper las redes como en el 2018 lo que convierte al equipo en una escuadra fuerte para ‘golpear’.

Otra virtud que posee el cuadro de la ‘mosca’ es el nivel parejo de los dos arqueros principales: Patricio Álvarez y Renato Solís quienes pueden, sin problema, tomar la titularidad. En cuanto a quienes deben consolidarse está el joven atacante Christopher Olivares. El hizo del ‘zancudo’ Olivares debe aprovechar las oportunidades al máximo y desechar el comportamiento fuera de las canchas que ha mostrado en los últimos meses.

  https://www.instagram.com/p/B7haNkGlYov/  

Debilidades a la orden

A diferencia de aquel equipo campeón del 2018, este Sporting Cristal 2020 es menos contundente y no solo por la variación de esquema, sino también por los nombres en las posiciones más importantes. Hace dos años, Gabriel Costa y Marcos López o Fernando Pacheco eran los dueños de las bandas (o extremos) y no solo anotaban, sino también servían los pases al goleador Emanuel Herrera. Hoy todo ha cambiado y volantes, que dominan la banda, deben hacer el trabajo o al menos llegar a gol por el centro.

La otra principal falencia es la zaga central, eterno problema del club rimense desde hace años. Tanto Renzo Revoredo, como Omar Merlo y Gianfranco Chávez son demasiado lentos y no muy seguros en el juego aéreo. De allí que este año el equipo, que solo se reforzó con Junior Huerto en esa zona, haya sido castigado por los rivales. Además, el lateral Johan Madrid no da ninguna garantía cuando le toca jugar e la derecha o cuando, por alguna emergencia, debe correrse a la zaga central.

 

El momento internacional

Un desastre. Esa podría ser la definición de la campaña del Sporting Cristal 2020 en esta edición de la Copa Libertadores a donde ingresó en la segunda fase. Su rival era el fuerte Barcelona de Ecuador, pero con una ligera ventaja, el duelo de vuelta se iba a jugar en Lima. Si ya en el torneo local, el equipo no tenía claridez, fuera de las fronteras el resultado fue más duro ya que el equipo ‘torero’ goleó 4-0 en el primer partido e incluso el resultado pudo ser más amplio.

El pésimo sistema del entrenador Manuel Barreto y el bajo nivel futbolístico y de actitud del cuadro celeste lo condenaron a casi un milagro en el encuentro de vuelta. Incluso aquí, Barcelona se adelantó en el marcador, pero terminó relajándose para permitir el triunfo 2-1 de los rimenses que no alcanzó para nada. La deuda de Cristal en la Libertadores continúa y ese pasaje este año le costó el puesto al entrenador Barreto quien fue cesado en febrero y reemplazado por Roberto Mosquera.

  https://www.instagram.com/p/B8jG-MLj-hk/  

Las oficinas de La Florida

Con el patrocinio durante más de seis décadas de la cervecería Backus, Sporting Cristal vivió una transformación en setiembre del 2019. Esto porque luego de un pago de alrededor de 5 millones de dólares, según algunas informaciones, el Consorcio Empresarial Innova Sports compró las acciones de Backus y pasó a ser el dueño del club rimense, con sus distintas categorías de equipos, logos, infraestructura y demás.

Innova Sports no demoró en lanzar un comunicado para confirmar que el nombre del club continuará siendo el mismo y que el presupuesto siempre se tratará de equilibrar. Por ahora, y frente a la crisis del coronavirus al parecer el equipo habría empezado a reducir los salarios buscando sanear una economía donde ya el respaldo de la cervecería pasó al olvido.

 

Conoce también

               

Últimas noticias