Una final imperdible

Novak Djokovic, defensor del título en el Abierto de Australia, se ha mostrado sólido como una roca desde el inicio del torneo, y defenderá su corona este domingo 2 de febrero en la final de una competición que ha ganado siete veces, ante uno de los líderes de la nueva generación del tenis: Dominic Thiem. El serbio saldrá muy motivado, ya que el título le serviría para recuperar el puesto de número 1 mundial que cedió a Rafael Nadal, al final de la temporada pasada. Un decimoséptimo trofeo de Grand Slam le acercaría además a Roger Federer (20) y al propio Nadal (19) en la carrera por el récord de títulos de torneos grandes que mantienen los tres hombres.

Habla, Djokovic. El favorito para llevarse el título.

“Estoy contento por la forma en la que estoy jugando”, declaró Djokovic tras su victoria del jueves en tres sets contra Federer en semifinales. “Solo he perdido un set hasta llegar a la final (contra el alemán Jan-Lennard Struff en primera ronda). Tengo dos días de descanso hasta la final, lo que está muy bien ya que me da más tiempo para recuperar energía”, señaló el serbio. https://www.instagram.com/p/B7nc0_4HTWY/ Ese descanso será muy valioso contra Thiem, que solo tendrá una jornada de reposo tras haber eliminado el viernes en semifinales al alemán Alexander Zverev.

En la mayoría de casas de apuestas, Nole es el candidato favorito para llevarse este Australia Open que apertura la temporada:

Thiem llega más cansado. ¿Le alcanzará para dar la sorpresa?

El austriaco jugó el miércoles más de cuatro horas contra Rafa Nadal, con tres sets ganados en el tie break, mientras que el viernes disputó de nuevo, y ganó, dos juegos decisivos contra Zverev para imponerse en 3 horas y 42 minutos. https://www.instagram.com/p/B6yNsHCFYxj/ En total, Thiem ha pasado 18 horas y 15 minutos luchando en la pista, cuando Djokovic hizo las seis rondas en 12 horas y 29 minutos, es decir casi seis menos. Además, Djokovic se presentará con su récord de siete títulos en Australia, lo que Thiem tendrá probablemente en la cabeza. “He jugado dos finales en Roland-Garros contra Rafa que es el rey de París y que ha obtenido contra mí sus títulos undécimo y duodécimo. Y aquí, voy de nuevo a jugar la final contra el rey de Australia, Novak, que ha ganado siete veces en Melbourne”, señaló Thiem.

En la mayoría de casas de apuestas, el triunfo de Thiem significará un tremendo golpe, puesto que ofrecen cuotas con promedio de 4.00 que significaría un tremendo pozo en caso de darse esta victoria inesperada en la fría estadística. Revisemos el detalle:

 

Novak a punto de hacer historia, pero no se confía.

El serbio está además en posición de convertirse en el tercer jugador de la historia en imponerse ocho veces en el mismo torneo de Grand Slam (ha ganado en Melbourne en 2008, 2011, 2012, 2013, 2015, 2016 y 2019), tras Nadal en Roland-Garros (12) y Federer en Wimbledon (8). Pero Djokovic desconfía mucho de su futuro rival, que ya tiene seguro ocupar la cuarta posición en el ránking mundial el lunes y que podría incluso desplazar a Federer de la tercera, su mejor clasificación, si gana el título. “Dominic ganó en nuestro último partido, un duelo apretado en Londres”, recordó Djokovic en referencia al partido de la fase de grupos del Masters de fin de año, ganado por el austríaco por 6-7 (5/7), 6-3, 7-6 (7/5). Pero era el final de la temporada, en indoor y al mejor de tres sets. El domingo será inicio de temporada, al aire libre (si la meteorología lo permite) y al mejor de cinco mangas.
Djokovic insiste en los elogios al austríaco. “Ha jugado un partido extraordinario contra Rafa (en cuartos). Es evidentemente uno de los mejores del mundo. Merece estar donde está. Se diría que ha progresado mucho sobre superficie dura, cuando su juego parece más hecho para superficies más lentas”. Por otra parte, Thiem ganó el año pasado el Masters 1000 de Indian Wells sobre superficie dura, derrotando a Federer en final. “Eso seguramente le dio autoconfianza, probando que puede también ganar torneos en otras superficies, además de la tierra batida”, señaló el serbio. Antes de jugar su 26ª final de Gran Slam — solo Federer (31) y Nadal (27) lo han hecho mejor en la historia –, Djokovic asegura que no está lejos el día en que Thiem ganará un título de Grand Slam. Y el austríaco cree en ello también: para esta final, “habrá que ser paciente… aunque tengo ansias de jugarla”.  

Conoce también

 

¿Lo vio o no lo vio?: una anécdota de esta semana entre Thiem y Djokovic

Un hecho llamativo entre ambos ocurrió este miércoles, cuando Thiem se encontraba en uno de los pasillos de Melbourne Park, viendo los partidos en las pantallas. Novak Djokovic pasó cerca de él y siguió de largo, sin atinar a saludarlo. Nole ya se había clasificado a las semifinales y se dirigía a su práctica preparatoria para el partido que luego ganó ante Roger Federer. En el video se puede ver al serbio caminar en dirección a Thiem. Luego, lo esquiva agachando la cabeza y cambia la dirección, por lo que evitó saludarlo. Mientras tanto, el austriaco lo sigue con la mirada, un tanto extrañado. Este domingo ambos chocarán saludos en el court central de Melbourne Park cuando se midan en la gran final. Nole llegó a esta instancia australiana por octava vez en su carrera, mientras que Thiem tendrá que hacerlo por primera vez y ante el defensor del título. El saludo entre ellos para mañana será un hecho.

Dónde y a qué hora ver el partido en directo. Acá tienes todos los detalles para seguir el partido en caso no puedas ir a Australia.

La final del Open de Australia 2020, se podrá ver en los diferentes países de Latinoamérica a través de ESPN. En Perú podrás seguirlo a través del canal 504 (cable operador Movistar TV) por la señal del líder mundial en deportes. En España a través de Eurosport, que ofrece todos los partidos del torneo en exclusiva.

FINAL DEL OPEN DE AUSTRALIA EN LATINOAMÉRICA:

  • Argentina: 05:30 horas
  • Chile: 05:30 horas
  • Colombia y Perú: 03:30 horas
  • Estados Unidos: 03:30 horas (Costa Este); 00:30 horas (Costa Oeste)
  • México: 02:30 horas

La estadística que entusiasma al austríaco frente a Novak Djokovic en la final del Australian Open.

Los expertos de este deporte sabemos que en el mundo del tenis existe un debate que aún no tiene fin. ¿Quién será el joven que logrará destronar al ‘Big 3’? Se cotejan los nombres de Daniil Medvédev (23 años), Alexander Zverev (22) o Stéfanos Tsitsipas (21), pero hasta el momento solo han podido rozar el trono de los tres reyes. Ahora la esperanza de la ‘Next Gen’ vuelve a caer en las manos de un fiable Dominic Thiem, aunque ya de 26 años. El austríaco querrá ponerle fin a esta persistente discusión cuando se enfrente a Novak Djokovic en la final del Open de Australia. https://www.instagram.com/p/B76ZZkvFfrW/ El duelo número once entre ambos se disputará este domingo a las 3:30 a.m. (hora peruana/ en vivo por ESPN), donde habrá mucho en juego en el Rod Laver Arena. En el escenario predilecto de Djokovic, podría coronarse el serbio por octava vez en este Grand Slam. Si cumple la hazaña, ‘Nole’ recuperará el número 1 del mundo del ATP luego de casi cuatro meses.
View this post on Instagram

Welcome to the #AusOpen final, @domithiem! #AO2020

A post shared by Australian Open (@australianopen) on

  El serbio tendrá enfrente el talentoso y valeroso Dominic Thiem, que ha encontrado su mejor versión sobre la pista dura. Será la tercera final en un Grand Slam del austríaco, quien esta vez desea quedarse con la gloria para borrar las derrotas en el Roland Garros del 2018 y 2019, cuando perdió contra Rafael Nadal. Una oportunidad más para ‘Domi’ que no querrá desaprovechar cuando pise este domingo la azulada superficie de Melbourne.
Djokovic tiene muy en cuenta el progreso de su rival. Sabe que no se puede fiar en ningún momento del verdugo de Nadal en cuartos. “No creo que Thiem sea realmente de la ‘Next Gen’. Ha estado ahí por muchos años. Ya es un jugador establecido entre los 5 primeros y 10 mejores. Tiene la fuerza y todos los medios para estar realmente aquí”, dijo Novak.

Una diferencia de galardones

Entre Djokovic y Thiem hay seis años de diferencia y también una cantidad de títulos impresionante. Mientras que el serbio ha conquistado 77 galardones, el austríaco solo cuenta con 16, la misma suma de Grand Slam que ‘Nole’ tiene a su poder. ‘Domi’, sin embargo, quiere dar el batacazo y por fin ganar su primer ‘Major’. En Australia todo se mueve a merced de Djokovic. En la edición pasada, el serbio ya se convirtió en el máximo ganador histórico de dicho Grand Slam con siete títulos a su nombre. Ganar le sería propicio para alargar la ventaja con Roger Federer, que le pisa los talones con seis títulos. Además, el serbio quiere continuar siendo el único tenista invicto en esta temporada y, de esa manera, conquistar su segundo título del año, luego de ganar el primero en Brisbane.
La estadísitica da como favorito al buen Nole. ¿Se cumplirá esta vez? Foto: AFP
Thiem quiere tocar la gloria. Tiene mucho por lograr en la final de este domingo. Si logra frenar a Djokovic podría lograr el mejor ránking de su carrera, desplazando a Federer del tercer lugar. ‘Domi’ está en la condición de terminar con el dominio que ha impuesto el ‘Big 3’, que mantiene una racha de 12 Grand Slam seguidos desde que Stan Wawrinka ganó el US Open 2016. El enorme crecimiento de Thiem sobre la cancha dura podría darle la razón. No por casualidad se deshizo de Nadal en cuartos. Ahora tendría que pasar por encima de otro del ‘Big 3’ para lograr su primer ‘Major’, como lo hizo Wawrinka en el 2014. El austríaco quiere ganar, además, el primer Open de Australia y el segundo Gran Slam para su país. En 1995, Thomas Muster le dio el primer orgullo a Austria tras ganar el Roland Garros.

El tip para tu apuesta que tanto esperabas.

Como ya hemos hablado, Nole busca su octavo título aquí en Melbourne mientras Thiem llega a su primera final en el primer Grand Slam de la temporada. El camino hacia la final del serbio ha sido pulcro, solo se ha dejado un set pero su sensación de superioridad respecto al resto ha sido abismal. Está en el Grand Slam donde mejor se mueve y una derrota sería una de las mayores sorpresas que recientemente recordamos. Thiem sigue mejorando fuera de la arcilla. Aquí la bola no va tan rápido y eso le beneficia. Tras la exhibición ante Nadal hoy ha estado muy errático ante Zverev y a ese nivel ante Djokovic poco puede hacer. Si a esto le sumamos que la paliza del austriaco es considerable, con 18 de horas en pista y que Djokovic lleva un día más de descanso pensamos que la victoria del serbio no debe peligrar e incluso puede ser cómoda. Creemos y seguiremos con atención el siguiente tip:

Melbourne será testigo de otra auténtica batalla entre el ‘Big 3’ y la ‘Next Gen’. El que gane hará historia.