Real Madrid y Barcelona, un duelo que puede marcar la Liga

El Real Madrid recibe este domingo 1 de marzo al Barcelona en el último partido de la 26ª jornada de la liga española, en un clásico que puede servir para marcar el devenir del campeonato español. El Barcelona, líder liguero con un solitario punto sobre el equipo merengue, afronta el encuentro con moral tras el empate 1-1 en Nápoles en Liga de Campeones, que le deja con buenas opciones de pasar a los cuartos de final de la ‘Champions’.
Pero, el técnico Quique Setién tiene la duda del central Gerard Piqué, que se torció el tobillo izquierdo en ese encuentro y salió del campo cojeando. La ausencia de Piqué sería un serio trastorno para el equipo azulgrana, que tampoco puede contar con los lesionados Ousmane Dembélé, Sergi Roberto y Luis Suárez.

Los azulgranas van por la victoria en el Bernabéu ante un Madrid que viene de caer.

Tras los días negros vividos la semana pasada con el escándalo de las redes sociales, el Barcelona tomó aire con su victoria 5-0 sobre el Eibar el sábado, que le dio el liderato liguero, y el empate con el Nápoles, remontando un gol inicial de los italianos. Una victoria el domingo en Santiago Bernabéu daría un nuevo impulso a los azulgranas, que se colocarían cinco puntos por delante de los merengues a falta de 12 jornadas para el final de la Liga española.
El triunfo serviría de paso para borrar las dudas sobre el juego mostrado, que el miércoles en Nápoles volvió a abusar del pase sin profundidad y sin la magia de Leo Messi, encerrado por los rivales, encontró pocas alternativas. Enfrente, el Real Madrid, que se complicó su pase a cuartos de la Champions tras caer 2-1 en casa ante el Manchester City el miércoles, busca una victoria que sirva de inflexión tras tres derrotas en sus últimos cinco partidos. “Fue un mal partido a nivel de resultado pero no a nivel del juego”, dijo el técnico merengue Zinedine Zidane tras el duelo, señalando que “lo del domingo es una oportunidad de cambiar esto”.

Los de Zidane quieren recuperar el liderato.

La victoria permitiría recuperar el liderato liguero perdido el pasado fin de semana y armar de moral al equipo blanco, al que vuelven a acechar las dudas sobre su juego.
Sin el lesionado Eden Hazard para este encuentro, el Real Madrid tampoco podrá contar con el joven brasileño Rodrygo, sancionado tras ser expulsado en un partido con el filial. Por detrás, el Atlético de Madrid (3º) visita al colista Espanyol con ánimo de consolidar la senda de la victoria en Liga, recuperada el pasado fin de semana ante el Villarreal (3-1), mientras el Sevilla (4º), empatado a 43 puntos con el Atlético, recibirá al Osasuna (12º), que quiere seguir alejándose de los puestos de peligro.

En los primeros 34 partidos de la temporada, el Real Madrid apenas perdió tres. Analizamos sus últimos partidos.

De los tres más recientes, sin embargo, el Madrid sucumbió en dos y empató uno en casa. La peor racha del equipo en la campaña, y que llega apenas antes del clásico del domingo contra el Barcelona en el estadio Santiago Bernabéu de la capital española. “El domingo es un partidazo y ahora tenemos que recuperarnos bien y hacer un gran partido contra el Barça”, dijo el estratega del conjunto blanco, Zinedine Zidane. “Lo damos todo en el campo, pero estamos en una mala racha y hay que sacarlo como sea. El domingo es una oportunidad para cambiar esta dinámica”.
Como ya comentamos, la última derrota del Madrid fue el 2-1 que sufrió el miércoles como local ante el Manchester City en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones. Antes de eso, los merengues perdieron ante Levante y no pasaron de un empate ante Celta de Vigo, un equipo amenazado por el descenso. Con ello, el equipo merengue cedió al Barcelona el liderato de La Liga española. El Madrid enlazó también tres partidos sin triunfos en diciembre, pero esa racha incluyó empates en duelos difíciles con Valencia y Barcelona, además de uno en casa con el Athletic Bilbao. Las otras derrotas del Madrid en la temporada se produjeron en casa ante el Paris Saint-Germain por la Champions, en Mallorca en La Liga y contra la Real Sociedad en la Copa del Rey.
El técnico francés rechazó la idea de que los hinchas del club se han desencantado por los resultados recientes, especialmente los reveses en casa. La derrota ante el City fue apenas el último duelo trascendental que el equipo no gana en el Bernabéu. En la Liga de Campeones, el Madrid ha ganado solamente tres de sus últimos 10 en casa. “Espero a la afición el domingo para ayudar al equipo y para sacar el partido adelante”, dijo Zidane. “En el fútbol no podemos controlar todo. Los partidos del Levante o del Celta también lo dimos todo en el campo, pero es una mala racha. Estoy de acuerdo, pero habrá que salir de ahí como sea. El domingo es una oportunidad para salir de esta racha”. El Madrid pasó trabajos para generar ocasiones contra el City, pero Zidane consideró que el equipo jugó bien, a excepción de los últimos 10 minutos, cuando el club inglés anotó dos veces para voltear el marcador.

El Barça llega al clásico en el Bernabéu en buen momento, con cuatro victorias seguidas en La Liga y un empate de visitante ante Napoli el martes en la Champions.

El club catalán además ha ganado cuatro en fila contra el Madrid en el Bernabéu por La Liga. No ha perdido en siete encuentros con el Madrid, y la última derrota se remonta a 2017 en la Supercopa española en el Bernabéu. En La Liga, la última vez que el Madrid venció a Barcelona en casa fue en 2014, aunque ganó en el Camp Nou en 2016.
Barcelona ha sido el equipo más atribulado esta temporada, en medio de una crisis institucional que incluyó un controversial cambio de técnicos y conflictos entre jugadores y dirigentes del club. Ahora tiene una ventaja de dos puntos sobre el Madrid, la menor diferencia entre los dos equipos al afrontar el segundo clásico de la temporada desde 2015.

Más sobre el clásico de este domingo: las bajas de ambos equipos.

El clásico del domingo entre Real Madrid y Barcelona puede tener grandes ramificaciones en la carrera por el título de la Liga, pero las malas actuaciones en la Liga de Campeones hacen que el encuentro no presente el habitual cartel de batalla entre los dos mejores equipos del mundo. “Este clásico es una carrera de cojos. Los dos están mal, esa es la realidad”, dijo el exdelantero del Real Madrid Jorge Valdano. “La recuperación del Barcelona se la debe más al Real Madrid que al mismo Barcelona. Los tropiezos del Real han ido fortaleciendo la situación del Barcelona, que hizo un partido pésimo en Nápoles”.
View this post on Instagram

📰 #PortadaSport Pánico en la casa blanca 😱

A post shared by Diario SPORT (@diariosport) on

Ambos equipos llegan al partido con sus propios problemas de recursos. El Madrid anda corto de delanteros debido a la ausencia de Marco Asensio, Eden Hazard y Rodrygo. El Barça, por su parte, necesita llenar huecos en todo el campo, con las lesiones de Jordi Alba, Sergi Roberto, Ousmane Dembélé y Luis Suárez. En tanto, Gerard Piqué sufre molestias que le convierten en duda para el choque. A pesar de tener un plantel lleno de estrellas, el entrenador Quique Setién se vio obligado a completar su banquillo contra Napoli con tres jugadores del equipo reserva, mientras los pesos pesados del vestuario hacen público su malestar con la directiva del club. “No somos una plantilla muy amplia, la planificación ha sido así desgraciadamente”, dijo Ivan Rakitic, haciéndose eco de un sentimiento de descontento con la directiva del Barcelona tras los recientes comentarios de Messi. Sin embargo, a pesar de sus muchos problemas, el Barça parece llegar con algo más de carrerilla al Bernabéu, donde ha ganado en sus últimas cuatro visitas ligueras. Como mínimo, puede confiar en Messi, que ha marcado cuatro goles y ha dado cuatro asistencias en sus cuatro últimos partidos de liga.
“Le tengo siempre el máximo respecto (a Messi), me parece uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol. Ojalá el domingo no tenga su día, sería un señal de que nosotros hemos hecho las cosas bien”, dijo el capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, a la página web de La Liga. “Va a estar muy disputado, por el momento de la temporada en que llegamos, porque la diferencia de puntos es prácticamente mínima y puede ser determinante en función de lo que pase con el resultado, pero yo creo que a la liga todavía le queda muchísimo”.

Conoce también

 

Nuestros pronósticos del partido.

Messi anotará en cualquier momento.

Paga 1.90 esta apuesta en Bet365, pero en Betsson paga 2.30.

Ambos equipos anotarán.

Paga 1.57 en Bet365 y en Betsson paga 1.56.   Betsson Perú Bono de Bienvenida S/300 o $100

Hablemos del árbitro del clásico.

El colegiado valenciano Mateu Lahoz será el colegiado del Real Madrid-Barcelona de este domingo (15.00 hora peruana), de la jornada 26 de LaLiga Santander. El VAR será dirigido por González González. El encuentro se presenta decisivo tras los últimos resultados, que han volteado la clasificación en favor del Fútbol Club Barcelona, que aventaja en dos puntos a los blancos. Mateu Lahoz solo ha dirigido un Clásico en LaLiga, el disputado en el Camp Nou en la temporada 2014-2015 con resultado de 2-1 a favor de los culés. Más allá de la competición liguera, Mateu ha dirigido la vuelta de la final de la Supercopa de 2012 (Real Madrid 2-1 Barça), la final de Copa del Rey de 2014 (Barcelona 1-2 Real Madrid) y la ida de semifinales de Copa de la 2018-2019 (Barça 1-1 Real Madrid).

Horario del partido Real Madrid – FC Barcelona.

El Real Madrid – FC Barcelona se disputa el domingo 1 de marzo de 2020 a las 15.00 hora peruana en el estadio Santiago Bernabeu y es un partido que corresponde a la jornada 26 de la Liga Santander. Como ya dijimos: el liderato del campeonato está en juego.

Alineaciones probables del clásico Real Madrid – Barcelona.

  • Real Madrid: Courtois, Carvajal, Sergio Ramos, Varane, Mendy, Casemiro, Valverde, Modric, Kroos, Bale y Benzema
  • Barcelona: Ter Stegen, Semedo, Piqué, Umtiti, Junior Firpo, Busquets, De Jong, Arthur, Vidal, Messi y Griezmann
Bono de bienvenida Inkabet